<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=367110370106900&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
 

Explota Tus Ventas en 90 Días con una Asesoría Gratuita de Marketing y Ventas

 
Ë

La Guía Esencial de Inbound Marketing En Español

Todo lo que necesitas saber de Inbound Marketing

Ver Ahora >>

Productividad

5 Min. de Lectura

Cómo lograr un buen liderazgo: aprendiendo a dirigir y gestionar

Jose Labrada

Escrito por Jose Labrada

9 mayo, 2016

como lograr un buen liderazgo

Es tiempo de ponerle fin a una larga década de debate. Por años, consultores de liderazgo han discutido las diferencias entre liderazgo y gestión y sobre cuál de las dos resulta más efectiva.

Algunos afirman que gestionar y liderar son roles mutuamente exclusivos que requieren diferentes valores y características. Esta manera convencional de pensar expresa que los valores de los gerentes son la estabilidad, control y eficiencia; mientras que los valores de los líderes son flexibilidad, innovación y adaptación. Los gerentes son prácticos, analíticos y racionales, mientras que los líderes son visionarios, creativos y emocionales.

Se considera que liderar y gestionar son dos roles distintos, pero ambos pueden ser representados por la misma persona. La gestión busca producir predictibilidad y orden, mientras que el liderazgo un cambio organizacional.

 

Ambos roles son necesarios, pero los problemas pueden ocurrir cuando se hace más énfasis en un sólo rol. Una gestión fuerte que funcione por sí sóla puede oponerse a tomar riesgos y crear burocracia sin un propósito claro. Un liderazgo por sí sólo puede interrumpir el orden y crear cambios que sean poco prácticos.

 

La importancia de liderar y gestionar depende, en parte, de la situación. Cuando una organización se vuelve más grande y más compleja, la importancia de gestionar se incrementa. Cuando el ambiente externo se vuelve más dinámico e incierto, la importancia del liderazgo incrementa. Ambos roles son cruciales para los ejecutivos en grandes organizaciones con un ambiente dinámico. Desafortunada, parece que pocos ejecutivos son eficaces tanto en liderar como en gestionar.

 

La idea de que ambos, liderazgo y gestión, son importantes no es nueva, pero no hay una explicación clara de cómo los dos roles están interrelacionados y cómo conjuntamente afectan el desempeño organizacional. El modelo de liderazgo flexible provee una manera útil de entender la controversia entre el liderazgo versus gestión, y puntualiza el camino a una solución.

 

Modelo de liderazgo flexible - ¿Cómo lograr un buen liderazgo?

El modelo de liderazgo flexible identifica tres distintos determinantes del desempeño organizacional:

 

  • Eficiencia y fiabilidad de los procesos.
  • Innovación y adaptación.
  • Recursos humanos y relaciones.

 

Una organización comercial tiene más posibilidades de prosperar y sobrevivir si tiene operaciones eficientes y confiables, provee productos y servicios que los consumidores quieren a precios que están dispuestos a pagar, y tiene un alto nivel de habilidades. Las tres funciones están interrelacionadas de forma compleja, y son las que determinan la eficacia organizacional.

 

La innovación es más importante cuando la estrategia competitiva es proveer productos o servicios diferenciales y existen cambios rápidos e impredecibles en la tecnología, en la preferencia del consumidor, y en los productos de los competidores. Al incrementar el ritmo de la competencia global y el cambio tecnológico, la innovación se está volviendo más trascendental para una adaptación exitosa por muchos tipos de organizaciones.

eBook de Inbound Marketing

 

La eficiencia lleva a costos operacionales bajos, lo cual es especialmente importante para las  empresas que tienen servicios o productos diferenciados y que deben mantener precios bajos para retener clientes. También es importante cuando una empresa tiene unos cuantos clientes grandes que pueden demandar reducciones de costos.

 

Los recursos humanos y las relaciones son especialmente cruciales cuando una compañía necesita empleados altamente motivados y habilidosos que no sean fácilmente reemplazables. El desarrollo y retención del capital humano tiene un fuerte impacto en los resultados de negocios de los que se pensaba anteriormente. Un estudio de 3.000 compañías llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Pennsylvania encontró que la inversión del 10% de ingresos en mejoras de capital impulsó la productividad en un 3,9%, mientras que una similar inversión en capital humano incrementó la productividad un 8,5%.

 

Pautas para integrar los roles de líder y gerente

 

A pesar de cientos de libros publicados en años recientes sobre liderazgo y gestión, no hay una fórmula mágica que garantice el éxito. Sin embargo, las siguientes pautas pueden ayudar a lograr una mejor integración de los roles de gerente y el líder en compañías con un ambiente dinámico.

 

1. Incrementa la conciencia de la situación

 

Ser consciente de la situación significa entender factores externos que puedan impactar la efectividad de una organización y conocer las estrategias que son propensas a tener éxito dado el proceso interno de la compañía y sus recursos.

 

Por instantes, sería difícil para un alto ejecutivo diagnosticar las causas de un problema, iniciar cambios e inspirar compromiso sin un claro entendimiento de:

  • Los valores compartidos y creencias que crean la cultura de la organización.
  • Eventos y decisiones importantes que determinan cómo la organización llegó a donde está ahora.
  • Los cambios propuestos podrían tener un impacto en los procesos de trabajo y clientes.
  • Los procesos políticos que afectan decisiones importantes.

 

Para mantener un alto nivel de conciencia de la situación, los líderes necesitan obtener información precisa y oportuna sobre la organización, sus miembros y el ambiente externo. Es esencial medir las variables claves y cómo éstas cambian al pasar el tiempo. Los líderes pueden obtener insights adicionales al observar operaciones de primera mano y al reunirse con empleados, clientes y proveedores.

 

 

2. Adopta un pensamiento sistemático

 

 

Entender los factores que impactan en el desempeño y las implicaciones de situaciones cambiantes, requiere el uso de un “pensamiento sistemático”.

Cuando tomas decisiones o diagnosticas la causa de un problema, es esencial entender cómo las diferentes partes de la organización están interrelacionadas y cómo un cambio específico en un área podría potencialmente tener otras consecuencias imprevistas en otras áreas.

 El pensamiento estratégico sobre estos temas puede que sea más importante para un gerente de alto nivel, sin embargo es relevante en todos los niveles.

eBook de Inbound Marketing

3. Coordinar líderes de los diferentes niveles y subunidades

El desempeño de la organización no depende sólo de la decisión y las acciones de un director, sino del compromiso, cooperación, y coordinación de todos los gerentes de la organización. Las decisiones hechas por gerentes en diferentes niveles deben ser compatibles la una con la otra y con la estrategia de la compañía en general.

Es difícil alcanzar una coordinación ininterrumpida a través de las diferentes partes de la organización, especialmente cuando las subunidades tienen diferentes funciones, mercados o subcultura. Tener planes y objetivos formales es útil, pero una coordinación efectiva es improbable a menos que los gerentes también hayan compartido ideales y valores para anclar criterios y guiar desiciones.

Las compañías que son más propensas a sobrevivir y ser exitosas en un largo periodo de tiempo son las que tienen fuertes valores y creencias compartidas sobre la misión y el propósito de la organización.

Una responsabilidad primaria de los altos gerentes es asegurar que la organización tenga un núcleo ideológico relevante, pero los líderes de todos los niveles deben construir un soporte para ese núcleo y asegurar que éste sea entendido y usado para guiar las acciones diarias.

 

4. Lidera con ejemplos

 

Establecer un mal ejemplo puede ser tan poderoso como establecer un buen ejemplo, y es esencial mantener decisiones y acciones consistentes con valores adoptados y el núcleo ideológico para la organización. Comportamientos no éticos y desiciones guiadas por el interes propio pueden quebrantar la confianza y el compromiso de los empleados.

 

Atando todos los cabos

Aunque no hay una simple fórmula para el éxito, con el modelo de liderazgo flexible se trata de considerar todos los factores relevantes cuando se toman desiciones o se implementan cambios organizacionales. La controversia sobre el liderazgo versus gestión ha continuado porque los roles están definidos de una manera muy reducida lo cual hace que sea difícil entender como afectan conjuntamente el desempeño organizacional y como pueden ser integrados.

 

En vez de preguntar si se necesita liderazgo o gestión para alcanzar el éxito, las organizaciones deberían considerar como pueden incorporar elementos de ambos conceptos cuando la situación lo requiere. Aplicar los principios de liderazgo flexible puede ayudar a los líderes de todos los niveles a tomar mejores decisiones, responder a una crisis y prepararse para los desafíos que vienen con nuevas posiciones y oportunidades.

eBook de Inbound Marketing

Ver Fuente

Artículos Relacionados

Tema: Productividad

Jose Labrada

Escrito por Jose Labrada

Jose es content marketer en Digifianz. Tiene una fuerte pasión por el branding, la fotografía, tecnología, entretenimiento y la moda.